dimitry-b-w0t1QTy3ZNs-unsplash-1024x683 Diferencias en el español de España y México

El español hablado en España o en México no es homogéneo. Cada región tiene sus propios modismos, como en el resto de los países de habla hispana.

Sin embargo, es posible hablar, en el caso de español de México, de algunas características más o menos comunes a todos los dialectos regionales que conforman aquello que denominamos dialecto mexicano del español. Una de las cosas que más llama la atención es la cantidad de léxico de origen náhuatl. Muchas de ellas sustituyeron las propias palabras de los conquistadores y otras fueron adoptadas porque los españoles carecían de palabras para referirse a algunas cosas que desconocían y que estaban presentes en el contexto de la civilización mesoamericana. Esto es algo que me fascina: imaginar como aquellos primeros hombres llegaron a un mundo lleno de cosas a las cuales no podían nombrar porque no existían en su «realidad», en su cotidianidad. Lo más rápido y eficaz fue adoptar las palabras de los indígenas para quienes aquella «nueva realidad» era algo conocido y cotidiano.

Aguacate, del náhuatl “ahuacatl”, que significa “testículo”.

Chocolate, del náhuatl “xocolātl”, es el alimento que se obtiene de la mezcla del azúcar con la masa y la manteca del cacao

Tomate, del náhuatl “tomatl”, que significa agua gorda

Otras palabras se quedaron en el propio dialecto mexicano como «Güey» (del náhuatl “huey”, que varía en significados),»Itacatl» ( del náhuatl “itacatl”, se refiere a una bolsa que contiene algo de alimento para un viaje o para llevar a casa), «Elote» (del náhuatl “elotl”, que significa mazorca tierna de maíz). Existen además, una gran cantidad de expresiones o palabras procedentes de español antiguo, de anglicismos o de giros propios del español mexicano muy distintas al español que se habla en España. Muchas palabras mantienen su significado en el español del siglo XVI y se nota que el vocabulario del español mexicano absorbe más palabras del inglés que el español ibérico. Como se puede imaginar la lista de palabras diferentes entre ambos «españoles» es inmensa y no pretendo aquí apuntarlas todas, simplemente haremos un pequeño resumen de las que, a mi parecer, son más importantes:

Agujetas – Cordones de las zapatillas. (En España, agujetas se utiliza para decir el dolor que tienes después de ir al gimnasio las primeras sesiones.
Padre – Chulo, guay, molón.Padrísimo – Muy chulo, guay, molón.
Güey – Tío.
No mames – No fastidies.
Pendejo – Imbécil.
Limón – Lima.
Lima – Limón.
Cachete – Moflete
Camarón – Gamba.
Popotes – Pajita para beber.
Me da pena – Me da vergüenza.
Chamarra – Chaqueta.
Arre – Vamos.
Marcar – Llamar.
Darte el avión – Pasar de ti, no hacerte caso.
La neta – La verdad.
¿Qué onda? – ¿Qué pasa?
Jalar – Tirar. Está en las puertas: Jalar / empujar en México y en España Tirar/empujar.
Chido – Chulo, guay, molón.
Está Cabrón – Está muy bien.
Camión – Autobús.
Carro – Coche.
Me vale madres – No me importa una mierda.
A la chingada – A la mierda.
Mordida – El soborno que se le da a la policía para evitar denuncias de mayor coste.
Soda – Refresco.
Mis pendientes – Las cosas que tienes por hacer.
Mesero -Camarero.
Botana – Algo de picar.
Dar ride – Significa llevar en coche a alguien.
Salir a pistear – Salir a bailar.
Irse de peda – Salir a emborracharse.
Pasto – Césped.
Chido – Chulo.
Jitomate – Tomate frito.
Cajuela – Maletero.
Camiseta manga corta – Playera.
Chamarra – chaqueta
Chico o chica para referirse a algo cuando es de tamaño pequeño.
Chulo es cuando algo es bonito, gracioso, lindo… En cambio, en México chulo significa guapo y se utiliza solo para personas, y especialmente para bebés.
Apetecer se utiliza solo para comida en México y cuando esta te gusta o agrada. En cambio, en España apetecer lo utilizamos cuando tenemos ganas de algo o deseamos algo como por ejemplo, me apetece volver a México.

Una de las diferencias más grandes entre el español europeo y el español mexicano es el uso de vosotros y ustedes. En España se usa vosotros/vosotras de forma muy generalizada y el uso de ustedes queda cada vez más restringido para dirigirse a alguien de manera muy formal y respetuosa. En cambio, en México siempre se usa ustedes para hablar con tus amigos o para dirigirse a un grupo con respeto. Por ejemplo:
España: ¿Cuál fue la última película que visteis?
México: ¿Cuál fue la última película que vieron?
España: ¿Sabéis a qué hora cierran el restaurante?
México: ¿Saben a qué hora cierran el restaurante?
España: ¡Hola, chicos! ¿Cómo estáis?
México: ¡Hola, chicos! ¿Cómo están?

Otra diferencia muy importante entre las dos variedades de español es la pronunciación. En España existen tres tipos de pronunciación; la distinción, el seseo y el ceceo. En la mayor parte de España se usa la distinción, mientras que en México sólo se usa el seseo. En el seseo las letras “s”, “c” y “z” se pronuncian todas igual como /s/. Las palabras “casa” y “caza” se pronunciarían como /kasa/ y /kasa/. Ambas se pronuncian de la misma manera sin ninguna distinción. En España la palabra “gracias” se pronunciaría como /graθias/ y en México se pronunciaría como /grasias/.

También es curioso que en algunas frases el orden de las palabras es reverso al del español en España. Por ejemplo:
más nada vs. nada más (esp. peninsular)
más nadie vs. nadie más (esp. peninsular)
más nunca vs. nunca más (esp.peninsular)

Por último otra gran diferencia que existe entre ambos «españoles» es que en España se utiliza el pasado perfecto como una forma del pasado actualizada: «ha venido pronto», «estos días he estudiado mucho», «hoy no he desayunado»… Mientras que México, al igual que en prácticamente el resto de Latinoamérica, nos encontraríamos con estas construcciones donde el pasado es la forma del indefinido: «Hoy no desayuné», «estos días no estudié mucho» o «vino pronto».

Aquí os dejamos un vídeo donde se compara el español de México con el de Argentina y el de España. Esperamos que os divierta tanto como a nosotros.

Aprender sobre las diferencias entre las dos variedades puede ser una experiencia muy enriquecedora y nos ayuda a entender la cultura y la historia de cada país y a acercarnos a sus hablantes.

Facebook Comments